No Quiero que Hablen mal de Mí porque me Separé


Hace ya un tiempo, pasé muy duros momentos en mi vida, donde logré mandar a todos por un tubo y seguir mis convicciones, me sentía SUPERADA... pero frente a cualquier nuevo desafío de mi vida, se me presenta el Patrón Limitante:

 

¿QUÉ VAN A DECIR DE MI? ¿QUÉ VAN A PENSAR? ¿Y SI LES CAE MAL ESTO QUE DIGO?

 

Desde el primer llanto que damos al nacer estamos queriendo recibir Amor, Alimento, Atención y Aceptación. Es nuestra naturaleza.

Si remontamos años atrás nos damos cuenta que la persona que quedaba sola, despojada, al que no lo aceptaban, se moría básicamente, porque sobrevivir ahí afuera solo, no era nada fácil.

Esto quedó grabado en nuestro sistema límbico. Estar en comunidad, que nos acepten era fundamental para nuestra sobrevida. Por eso nos invade el miedo al juicio ajeno cuando hacemos algo que quizá no sea bien visto.

 

Para cambiar un Patrón debemos entenderlo de otra manera, eso nos permite tener otra perspectiva y romper con ese paradigma.

 

Veamos estos dos conceptos:

1) En verdad, a nadie le importa tu vida

2) El significado dramático se lo asignas tú mismo

 

"LA AUTENTICA LIBERTAD ES LIBERARSE DE LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS". Paulo Coelho

 

  1. A nadie le importa tu vida. Todos los seres humanos nos sentimos el centro del mundo. Absolutamente todo lo que hacemos es para nuestro beneficio. Inclusive si le dices a tu abuelo que no suba esa escalera para podar el árbol, a pesar que pensamos lo estamos cuidando, en el fondo no queremos estar preocupados por si se cae o tristes porque se cayó y se lastimó. Si alguien te juzga por tus actos, porque te separaste o si fuiste infiel y otras cosas, solo están buscando su beneficio: que alguien los escuche, sentirse importantes o levantar su autoestima demostrando que otros también cometen errores.

  2. El significado dramático se lo asignas tú mismo. Muchos lo sabían de siempre, otros apenas lo hemos descubierto... tú sabes que tienes el PODER de decidir qué entra en tu vida y qué no? Nos criaron como victimas, pero somos más que eso. Somos los protagonistas y responsables de nuestra vida. Es nuestra decisión qué significado le vamos a dar a eso que hablan o a esas personas que juzgan. Ponte en lugar de responsable y si es necesario pide que no te cuenten, diles que no se metan y suelta sin preocuparte que pasará luego.

En el vídeo de abajo te lo explico mucho mejor.

Para que nos dejen de preocupar los rumores apliquemos la siguiente técnica.

TEN EN CUENTA QUE LA MENTE SE ENCUENTRA EN ESTADO DE JUICIO O AGRADECIMIENTO.

El Juicio esta del lado de los pensamientos negativos, del lado del victimismo, por qué me pasa esto a mi, qué probleman tienen conmigo si no les hice nada...

Y el Agradecimiento está del lado positivo. Dirigimos a nuestra mente para que se enfoque en lo bueno que tenemos, que aprendimos, que vendrá.

 

Tu misión es agradecer cada mañana y cada noche, antes de dormir, por las pequeñas cosas que la vida te dio.

No es fácil, pero es posible y los beneficios son muy grandes.

Te deseo una semana hermosa. Beso grande!

Romi